Saltar al contenido

CONSEJOS PARA DISFRUTAR LAS FIESTAS DE FORMA SALUDABLE

  • por

Este post es para leer en Noviembre, ese momento del año en que empezamos a organizar encuentros con la familia, con los amigos, compañeros del trabajo, y un punto importante: ¿Qué preparamos para comer?

Pero lo más importante no es pensar solamente en qué vamos a comer, sino también cuánto vamos a comer. Y sobre todo, no tirar por la borda todo el esfuerzo que hacemos durante el año para cuidar nuestro peso y nuestra salud.

Te comparto estos 10 consejos para que puedas disfrutar de las Fiestas de la mejor manera:

  1. Que el foco de atención sea el encuentro con tus seres queridos, y no la comida: LLENATE de charlas, de anécdotas, de abrazos, de risas y buenos recuerdos. La comida no es para “llenarse”, es para nutrirse. Aprovechá el momento para sociabilizar y divertirte, sacando el foco de la comida y la bebida.
  2. No abandones tu rutina de ejercicio: ¿justo esa semana cerró tu gimnasio? Salí a correr a la plaza o a andar en bici. No hay excusas para no mantener tu actividad física habitual durante este periodo del año. Otra buena estrategia es intentar cumplir los 10.000 pasos diarios como mínimo para mantenerte activo.
  3. Antes de empezar a comer toma un vaso de agua o soda: también vale un licuado de frutas y hojas verdes. Eso va a ocupar un lugar en tu estómago y vas a sentir menos hambre. Elegí agua o soda como la bebida principal, y podés tomar gaseosa light pero con moderación. Evitá las calorías extras de las gaseosas comunes.
  4. Comé lento, bocados pequeños y mastica bien cada alimento: vivimos en una época en que nos exigen rapidez para todo, trabajar rápido, aprender rápido, ser multitask, tipear rápido en la compu, hasta pensar rápido. Y lamentablemente el momento de la comida no suele escapar a esto. A veces hasta tragamos los alimentos sin haberlos masticado, porque parece que se cae el mundo si no nos apuramos para todo. ¡Esto tiene que cambiar, no solo en este periodo de fiestas, sino durante todo el año! Está comprobado que masticar muy bien los alimentos y comer despacio no solo da mayor sensación de saciedad, sino que también alivia a nuestro sistema digestivo de tener que hacer un gran esfuerzo para desintegrar los alimentos. 
  5. Procurá que haya ensaladas en la mesa: y no hablamos solo de ensalada rusa…sino de ensalada de hojas verdes, zanahoria rallada, tomate y los vegetales que te gusten. Acordate que la ensalada tiene que ocupar la mitad de tu plato, esto va a ayudarte a no comer de más. 
  6. Alimentate de forma consciente: el alimento viene a nutrirte, no a entretenerte. Concentrate en qué alimentos son saludables de todo lo que hay en la mesa, servite los alimentos que vas a comer durante el festejo en un plato y no repitas. Evitá sentarte cerca de las bandejas de comida, y procurá consumir la misma cantidad de alimentos que en tu alimentación habitual. Que sea una ocasión especial no significa que tengas que saturar tu sistema digestivo para después sentirte mal y encima con culpa ☹ Escuchá a tu cuerpo cuando dice basta, ya que muchas veces tenemos decidido comernos todo sin importar nuestras sensaciones.
  7. Cuidado con el alcohol: sabemos que el momento del brindis es muy importante porque nos damos los buenos deseos para el año entrante. ¡Claro que podés tomar una copa de la bebida que te guste! Pero moderá la cantidad. Tené en cuenta que el alcohol no solo aporta calorías extras (¡más que los carbohidratos!), sino que además retarda el metabolismo de los demás nutrientes y es un tóxico para tu cuerpo.
  8. Pasas de uva, frutos secos, turrón…solo una compotera: una buena estrategia es servirte una compotera pequeña de esos alimentos que están siempre presentes en la mesa navideña. Pasas de uva y frutos secos los consideramos alimentos saludables, pero hay que moderar la cantidad porque aportan muchas calorías. ¿Y el pan dulce? Limitate a una porción, o utilizalo de reemplazo del pan en el desayuno o la merienda próxima.
  9. ¿Qué hacemos con el postre?: siempre alguien lleva un postre riquísimo en estas fechas, eso no podemos evitarlo. Hay varias opciones: si no morís por los dulces y te da lo mismo, directamente no lo comas. También podés llevar una opción de postre baja en calorías como helado light al agua, ensalada de frutas o cerezas. Pero si necesitás si o si probar ese postre navideño, podés pedir que te sirvan media porción o bien compartir tu porción con alguna otra persona que también se esté cuidando. 
  10. El día después: para depurarse un poco después de haberse dado algunos permitidos, podemos al día siguiente hacer un día de solo vegetales y frutas, focalizando en alimentos antioxidantes como cítricos, frutos rojos, brócoli, tomate, uvas rojas, arándanos, palta, kiwi, té verde, licuado con verduras de hoja frescas y usar canela para espolvorear. Y luego retomar tu plan alimentario saludable adecuado a vos.

Y como es mi especialidad, aquí les comparto una idea de menú para los vegetarianos que están leyendo, y a quienes quieran una opción diferente para estas fiestas:

OPCIONES DE MENÚ VEGETARIANO PARA LAS FIESTAS

*ENSALADA RUSA (puede ser con mayonesa vegana) + HOJAS VERDES

*PATÉ DE CHAMPIÑONES

*BOLITAS DE TOFU REBOZADAS CON SEMILLAS DE SÉSAMO TOSTADAS

*PIONONO DE ZANAHORIA, AJI, ESPINACA Y NUECES

*MATAMBRE DE SEITAN RELLENO DE VEGETALES

*BOMBONES DE AVELLANAS, DÁTILES Y CACAO AMARGO

*TURRÓN DE COCO, NARANJA Y ALMENDRAS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.